Blog |

Boston: una explosión que hirió a los medios

Sergio Roitberg - Abril 25, 2013

CNN todavía trata de explicar por qué dijo lo que dijo. El New York Post hace malabares con la tapa de los sospechosos que no eran sospechosos. Reuters despidió a las apuradas a su editor de Social Media. Otra decena de medios tradicionales norteamericanos hizo autocríticas de distinto tenor frente al cúmulo de errores en las coberturas que sucedieron al atentado de Boston.

El caso es paradigmático y muestra con claridad y contundencia los nuevos desafíos que presenta la proliferación de redes sociales. La inmediatez de la información, emitida ya no desde uno hacia muchos sino desde millones hacia otros tantos millones, somete a diarios, radios y canales de televisión a un ritmo vertiginoso y complicado.
La presión de la competencia virtual inflama las redacciones al punto de olvidar las buenas prácticas, los chequeos y la revisión de fuentes: cualquier dato bien contado en la web, con repercusión y originalidad, es tomado como cierto. La gente es la nueva fuente de información.

Twitter y Reddit, por caso, fueron el escenario para diseminar el rumor sobre Sunil Tripathi, el estudiante a quien en un primer momento -y equivocadamente- se señaló como sospechoso. Reconocidos periodistas y cadenas de todo Estados Unidos se hicieron eco de la versión y evidenciaron la delicada situación que atraviesa la industria.
 
Medios de la talla de CNN y la agencia AP confirmaron un arresto que nunca existió, mientras que el New York Post puso una foto de portada con dos hombres cualquiera, sin ningún vínculo con el caso, llevando bolsas, como si fueran sospechosos.
Todos ellos, en la urgencia de responder a las expectativas de los usuarios 2.0, olvidaron que la misma dinámica furiosa que crea la necesidad de informar al instante se devora sin piedad a aquellos que se equivocan.

En otras palabras, si Twitter murmulla un dato, puede explotar en gritos apenas unos minutos después si se publica en un medio tradicional y es falso.

Por supuesto, hay fórmulas para convivir en armonía. En primer lugar, los medios deben tener la capacidad de generar las condiciones para chequear la información a una velocidad que nunca antes imaginaron. El desarrollo de metodologías propias, con tecnología y capacitación de talento, es en ese sentido una inmejorable oportunidad.

La creación de manuales de estilos específicos para la web social es otro punto importante para encarar una tarea eficiente en este reto en el que se ha convertido Internet.

Por fin, y no por eso menos importante, se trata de abordar estrategias colaborativas. De integrar a todos los actores detrás de un objetivo común. Gerentes corporativos, editores, anunciantes y lectores, construyendo juntos el nuevo camino de la información.

Las opciones están. El futuro brilla ahora. Es eso o seguir alimentando la terrible moda de los arrepentidos que desfilan hoy por la televisión.

Fuente:
http://opinion.infobae.com/sergio-roitberg/


@ 2017 Newlink. Todos los derechos reservados.

1111 Brickell Ave. Suite 1350 Miami, FL 33131
T 305 532 7950 | F 305 532 1845 (Oficina central)